21 nov. 2008

Espagueti de paquetito

Se que el buen espaghetti se prepara en casa y ademas conlleva el romántico proceso de preparar la masa y llevar a cabo todo el proceso para conseguir una deliciosa pasta de calidad. Pero si no se dispone del tiempo ni de los recursos, el espagueti de paquete es la onda para salir del apuro.

Lo primero es saber cuanto preparar. En mi casa se cocina un paquete de 200 gr para dos personas aproximadamente. Si se va a preparar pasta como plato único yo recomendaría considerar un poco mas por cabeza, pero eso lo determinaran en su momento. Debe tomarse en cuenta que el espagueti tiende a inflarse y estirarse una vez cocido, así que el paquetito de 200 gr que en su momento puede aparentar ser muy poco, puede darnos una buena sorpresa.

Ingredientes:
  • 2 paquetes de espagueti de 200 gr
  • 1/8 de cebolla blanca
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de aceite
  • Agua
  • Sal

Preparación:

En una olla mediana, con capacidad de 3 litros aproximadamente, llenala de agua hasta la mitad y ponla al fuego. Agrega la sal, el aceite, la cebolla y el ajo.

Despues coloca el espagueti procurando que quede sumergido en su mayoria. Si la olla no es muy ancha es probable que una parte del espagueti sobresalga mientras estan rigidos, no los rompas, tras algunos minutos se ablandaran y sera mas facil acomodarlos en el fondo.

Espera hasta que comience a hervir. Si el espagueti se ve cocido (consistencia flexible, color palido, ligeramente inflado) extrae una tira y pruebala. La consistencia debe ser firme, no demasiado suave. Si se deja cocer demasiado se volvera muy suave, así quedaria con una consitencia fragil y dificil de manejar.

Una vez cocido el espagueti retira la olla del fuego y vacia el espagueti en un colador para espagueti. Dejalo escurrir un minuto y estara listo para ser sazonado con tu salsa preferida.

Espaghetti al Pomodoro

Vamos estrenando este blog con la primera receta. Como ya saben los que me conocen, mi comida preferida es la italiana, así que inauguremos esto con algo muy italiano.

Esta es una receta básica para todo amante de la comida italiana. La salsa Pomodoro, o salsa de tomate, es muy sencilla y rica en sabor. Esta salsa puede ser combinada con distintas pastas, e incluso con unos deliciosos gnocchis.

Ingredientes:
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra-virgen
  • 2 dientes de ajo
  • 400 gr de tomate picado
  • Algunas hojas de albahaca u orégano.
  • Sal
  • Azúcar
  • Pimienta negra
  • 200 gr de espagueti cocido

Preparación:

En una sartén se sofríe el ajo pelado y aplastado con un tenedor. Cuando el ajo se ve dorado uniformemente se retira la sartén del fuego y se deja enfriar ligeramente por algunos minutos.

De los jitomates previamente lavados se separa uno de buen tamaño, mediano o grande, y los demás se cortan en rebanadas y se colocan en la licuadora. Se agrega una generosa pisca de sal, una media cucharadita de azúcar y las hojas de albahaca u orégano. Agrega un poco de agua para ayudar a la licuadora, un dedo por encima de las cuchillas debe bastar. Licua hasta que quede un puré uniforme.

Toma el jitomate que separaste, y pícalo en cuadritos. Este jitomate es para darle textura a la salsa, así que recomiendo que quede en cubitos no mayores de medio centímetro de lado.

Nuevamente pon la sartén al fuego y agrega el puré de la licuadora y el tomate picado. Se cocina todo por 10 o 12 minutos a fuego lento, procurando mover la salsa constantemente para evitar que se queme.

Una ves que el agua en la salsa se haya reducido y se vea que la salsa comienza a espezar se puede agregar la pasta a la sartén con la salsa. Revuelve bien para que se impregne con el sabor de la salsa en la pasta. Deja que se cocine con la pasta durante un par de minutos y sírvase caliente procurando que la parte de arriba quede bañada con un poco de salsa, y puede espolvorearse un poco de queso parmesano rayado para dar el toque final.

Se le puede usar la misma salsa para preparar prácticamente cualquier tipo de pasta, o como ya lo había mencionado antes incluso unos ricos Gnocchis al Pomodoro.

Cocina para mortales, Episodio I

"Escucha bien cabeza hueca.
Si Kasumi no está de regreso para la hora de la cena
tendremos que comer la comida de Akane, y si eso ocurre,
¡entonces claro que vamos a desear que
estuviéramos perdidos a la mitad del océano!"

Ranma, Ranma 1/2 - Nihao My Concubine


Cuando hablamos de comida todos tenemos muchas cosas en mente, pero creo que lo primero que uno suele pensar es cuanto la disfrutamos. Cuando hablamos de cocina las opiniones divergen mucho mas, y en muchas ocasiones pareciera que hay tantas formas de ver y hacer las coas como personas hay en el mundo. Sin embargo, creo que el fin de todo está en cumplir un simple objetivo básico: nutrir nuestros cuerpos.

Hasta la fecha no he sabido de nadie que, siendo considerado un ser humano saludable, no necesite de alimentos, de descanso o de la interacción con otros seres vivos. Nos guste o no, nuestro creador decidió en algún momento que necesitamos de alimento para proveer de energía al cuerpo. Sin embargo, en algún momento hubo algo que realmente llegó a molestarme, y fue el hecho de tener que comer por obligación; comer porque necesitaba comer. Esto no significaba que me desagradara la comida, al contrario siempre me ha gustado bastante la comida. Pero cuando me tengo que enfrentar a una dieta basada en Gringo Fast Food (digase McDonalds o KFC y similares) se vuelve indispensable armarse de valor, olvidar prejuicios y meter las narices en la cocina.

Me he decidido a comenzar esta página porque a petición de muchas bocas que me han convencido de compartir la experiencia de los pormenores y detalles frutos de mis experimentos en la cocina.

No soy chef, y siendo sincero suelo batallar un poco con el lenguaje técnico de la cocina. En un inicio yo también solía sufrir bastante para preparar lo que fuera, pero como echando a perder se aprende, ya he echado a perder mucho y en estos tiempos no estamos como para desperdiciar comida echando a perder más. Por eso me animo a compartir con ustedes este pequeño esfuerzo para que todos aquellos que sabemos poco o casi nada de cocina tengamos una oportunidad para discutirnos en la cocina.

Espero que los pocos o muchos lectores que puedan llegar por aquí encuentren cosas útiles y puedan igualmente colaborar un poco conmigo para lograr un buen resultado para todos.

Kate: What are we going to do about work?

Nick: What we always do. You tell me what to do and then I'll go behind your back and do whatever I want.

Kate & Nick, No Reservations (2007)