3/12/2008

Masa para Pizza (comercial)

"No, not the ears, they're my best feature!"

Shippo, Inuyasha.

La pizza es una de aquellas recetas que ha dado la vuelta al mundo, y es un excelente platillo para disfrutarse en reuniones o en una de esas tardes solitarias mientras uno ve películas en una tarde lluviosa.

Esta receta ha sido pulida con años de práctica, e innumerables incidentes a lo largo de su historia. Existe un poco de controversia respecto a la preparación de este suculento platillo, y en realidad yo mismo tengo dos formas diferentes de prepararla.

Esta es la receta para lo que yo llamo masa para pizza comercial. La ventajas ventajas de esta masa están en su manejabilidad y resistencia. Es muy fácil preparar esta masa y conseguir que tenga una consistencia homogénea y manejable.

Ingredientes:

  • 600 gr de harina aprox. (procura tener mas)
  • ¾ de taza de agua tibia
  • 50 gr de levadura, fresca preferentemente
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra-virgen
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de sal

Preparación:

Pon el agua tibia en un tazón profundo donde la puedas agitar sin temor a derramarla. Agrega la levadura y procura que esta quede completamente disuelta en el agua tibia. Puedo recomendar emplear un tenedor para facilitar esta tarea.

Agrega una cucharada de azúcar y revuélvela en la mezcla de levadura. Tapa el tazón sin sellarlo y deja que el caldo fermente por unos 10 minutos en un lugar templado.

Cuando la levadura comience a fermentar esta burbujea como si se tratara de un refresco (soda), y en ocasiones puede incluso haber una ligera capa de espuma.

Agrega la sal y el aceite de oliva, y revuelve los hasta que se vea que la sal se ha disuelto.

Comienza a integrar la harina a la levadura. Agrega la harina gradualmente para procurar que la masa valla mezclándose bien con la preparación de levadura. Inicialmente amásala dentro del tazón, hasta que obtengas que obtengas una masa uniforme y ligeramente chiclosa. Una vez que veas que la masa es manejable y no tan pegajosa puedes sacarla del tazón, en una superficie enharinada para acabar de amasarla. Puede que tengas que seguir agregando más harina hasta que consigas la consistencia deseada. La señal ideal de que la masa está en su punto es cuando esta es ligeramente pegajosa, al poner un dedo sobre la masa se puede sentir como se adhiere pero se desprenderá fácilmente sin estirarse ni dejar masa pegada en tus dedos.

Haz una bola con esa masa y cúbrela con harina. Coloca la masa en un recipiente enharinado que sea varias veces su tamaño, y tápala con una franela húmeda. Déjala reposar de una media hora a una hora y media. Notaras un considerable incremento en el volumen de la masa.


Toma la masa inflada y estírala sin aplastarla procurando darle la forma de la charola que vas a emplear. Colócala sobre una superficie con harina y emplea un rodillo para comenzar a aplanar la masa hasta que esta sea ligeramente más grande que la charola donde la vas a cocinar. Procura despegar la masa constantemente, y esparce una delgada película de harina sobre ella para evitar que se pegue a la superficie. Lo mismo aplica para el rodillo y tus manos.

Precalienta el horno a unos doscientos veinte grados (220°C) durante diez minutos.

Mientras tanto usa un poco de aceite y harina para cubrir las charolas donde ser cocerá la pizza. En este caso es importante crear una ligera película de harina sobre el aceite para prevenir que la masa se encoja mientras la acomodas en la charola.

Coloca la masa sobre la charola preparada, y con un cuchillo de sierra, o unas tijeras, retira los excesos de las orillas y guárdalos junto al resto de la masa.

Dobla un poco los bordes para crear las tradicionales orillas redondeadas de la pizza.

Puedes dejar reposar la masa por unos 15 minutos. Esto dejara que la masa se infle un poco y logre una consistencia más ligera. Si tu pizza es de masa muy delgada esto no importara tanto.

Finalmente esparce la salsa generosamente sobre la masa. Cúbrela con queso al gusto y tus ingredientes favoritos.


Esta es la receta más común para preparar la masa de la pizza. Espero haber cubierto todos los detalles. Cuando tenga un poco más de tiempo les compartiré la receta para la salsa.

Kate: What are we going to do about work?

Nick: What we always do. You tell me what to do and then I'll go behind your back and do whatever I want.

Kate & Nick, No Reservations (2007)