4 dic. 2008

Salsa para Pizza (condimentada)

"You bring in a sous chef from an Italian restaurant
and I'm the one in therapy?"

Kate, No Reservations


Pues lo prometido es deuda, y como ya habíamos quedado vamos a hacer pizzas. Aquí va la tradicional receta de la salsa para Pizza que siempre ha acompañado fielmente a aquellas pizzas de producción masiva que se hacen para las comilonas en mi casa.

Esta receta es una combinación especial, nunca sabe igual, pero siempre sabe buena (salvo aquel día que olvide completamente ponerle sal). El sabor puede llegar a ser completamente atípico (pero nunca he recibido quejas de ella), rico en esencia, y que combina muy bien con prácticamente cualquier ingrediente.

La proporción de los ingredientes esta ajustada aproximadamente para una sola pizza grande. Aproximadamente las mismas proporciones de la masa para pizza que ya he publicado.

Ingredientes:
  • 4 jitomates medianos.
  • Agua.
  • 1 cucharada de salsa de oliva.
  • 1 diente de ajo.
  • Hierbas y especias "para sazonar a la italiana" al gusto: Abundante albahaca y orégano, una pisca de tomillo, un poco de perejil y romero, y si se desea un sabor condimentado se puede agregar un toque de canela molida.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación:

Coloque los jitomates en una hoya con suficiente agua para cubrirlos y cocínalos aproximadamente unos 25 minutos. Periódicamente revísalos y dales vuelta para que se calienten uniformemente. Notaras que están listos cuando el agua comience a hervir, y los jitomates comiencen a perder la piel.

Introdúcelos a la licuadora con una parte del agua que empleaste para cocerlos. La consistencia de la salsa depende en que tanto licues los jitomates. Para obtener un resultado que de una apariencia más rustica y natural lícualos poco y a baja velocidad. Para obtener una consistencia más típica y uniforme lícualos bastante, y a alta velocidad para obtener una salsa liquida y bastante manejable. También se puede reservar uno de los jitomates para picarlo finamente y dejar que los trocitos floten en la salsa.

Deshazte del la mayor parte del agua que usaste para cocer los jitomates, y vierte la salsa de vuelta en la hoya. Agrega un poco de agua fresca, hasta que obtengas una consistencia ligeramente aguada. Esto es para rebajar el sabor del jitomate y dejar que el resto de los condimentos hagan lo suyo.

Calienta la salsa a fuego medio y agrega las especias al gusto. Agrega las especias gradualmente mientras vas revolviendo el caldo. Revisa el sabor cada cierto tiempo, pon especial atención a los sabores de la albahaca, el orégano y la sal; y confía en tus instintos. Definitivamente NO HECHES TODO de una sola vez.

Pela y pica el ajo en trozos pequeños e introdúcelos en una hoya pequeña con aceite de oliva. Deja que se frían hasta que veas que los trozos de ajo tienen un color ligeramente dorado. Una buena señal es también que el olor del aceite de oliva ya no es tan intenso.

Deja que se enfríe durante un par de minutos y vierte el aceite de oliva y el ajo en la salsa y continúa revolviendo hasta que el aceite se pierda en la salsa.

Prueba la salsa y agrega lo que le haga falta para que este a tu gusto.

Continúa calentándola a fuego lento, y revolviéndola de vez en cuando hasta que hierva. Déjala hervir unos diez minutos sin dejar de moverla de cuando en cuando para evitar que se queme. Retírala del fuego, tápala y déjala reposar algunos minutos.

¡Listo! La salsa para la pizza esta lista. Ahora puedes terminar la pizza.


Pues ya con esta salsa y la masa para pizza se puede hacer una buena pizza casera. He separado la receta de la masa y la salsa porque como ya he dicho antes, hay más de una manera de preparar la pizza y en realidad esta es la receta más popular que tengo.

Otra buena opción es preparar la pizza empleando la salsa Pomodoro para dar un sabor más clásico. Es un sabor más sencillo y definitivamente mucho menos condimentado, pero es cuestión de experimentar con los sabores para encontrar la mejor combinación.

Más adelante, Dios mediante, espero tener la oportunidad de compartirles algunas recetas de pizza italiana “tradicional”.

No hay comentarios:


Kate: What are we going to do about work?

Nick: What we always do. You tell me what to do and then I'll go behind your back and do whatever I want.

Kate & Nick, No Reservations (2007)